san leopoldo granada oracion

Oración a San Leopoldo de Granada

Fray Leopoldo de Alpandeire fue un fraile de la congregación capuchina que nació en Alpandeire, Málaga el 24 de junio de 1864 donde pasó su vida hasta los 35 años. A partir de allí vivió en el monasterio donde permaneció hasta su muerte a los 92 años el 9 de febrero de 1956.

Para 2010 y luego de tantos milagros que se le han atribuido en vida y después de ella, se confirió el estatus de beato por la Iglesia católica,  exactamente el 12 de septiembre. A dicha ceremonia acudió gran cantidad de sus fieles creyentes, pues vale la pena acotar que el santo es reconocido como muy milagroso, tanto en su tierra natal como fuera de ella.

Vida y obra del Fray Leopoldo

Haciendo un pequeño recuento de su vida, esta fue entregada en su totalidad a practicar la piedad por los que lo rodeaban y parte de ello era demostrado en su actividad diaria como limosnero y con ello su ayuda a los menos favorecidos y carentes de ayuda o comprensión.

A modo de leyenda, se cuenta que al momento de dar su último halo de vida junto a sus hermanos del monasterio,  llegó una llamada al teléfono, al descolgar, al otro lado de la llamada alguien pregunta si el fray había muerto,  en medio del asombro no sabían cómo explicarse que apenas había muerto Fray Leopoldo y alguien fuera del monasterio ya lo sabía.

Ante tal situación el interlocutor aclaró: que tenía una hija y a los 6 años aún no podía hablar, le pidió de corazón a Fray Leopoldo para que acudiera a verla. Una vez que estuvo en casa realizaron tres Avemarías a su lado, luego dijo: la niña dirá sus primeras palabras cuando ya yo no pueda decir las mías.  El interlocutor dijo:i hija acaba de hablar de la manera más normal. Ante este relato, no quedó más, que confirmar la pregunta inicial.

Lugar de descanso de sus restos

Su lugar de descanso final se halla en el convento de los Frailes Capuchinos, desde entonces se le han atribuido gran cantidad de milagros incluyendo curaciones a enfermedades imposibles para la ciencia. Las oraciones que se le ofrecen a Fray Leopoldo son sencillas como su vida  y acompañadas de tres Avemarías pero sobretodo cargados de fe y esperanza.

Oración milagrosa a San Fray Leopoldo

“Bendito Fray Leopoldo te pido de corazón que me concedas (decir la petición mentalmente) y por eso yo te rezo a tí y al Sagrado Corazón de Jesús, a las ánimas del cielo, a la Virgen María  y a Dios nuestro Señor para que me concedan (repetir) que mi vida no se apague sin que te lo pueda agradecer con promesas y rezos, con limosnas o buenas obras por la Gloria de Nuestro Señor y de ti Fray Leopoldo, abogado y  consuelo de los que en verdad tienen fé, de los que sufren desgracia y de los que creen en Dios. Amén.”

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *