Oración a Santa Marta para alcanzar el amor

La bondadosa Oración para alcanzar el amor puro de Santa Marta 

Santa Marta según la historia, es la hermana de Lázaro el que después de muerto fue resucitado por Jesús y en cuya casa fue recibido al menos tres veces. Se dice que Santa Marta es la fiel representación de lo que debía ser una mujer en su época, entregada al bien ajeno, hospitalaria y amorosa, haciendo que las personas que la rodeaban se sintieran amados. Por si fuera poco, fue una mujer exacerbadamente fiel a las enseñanzas de Jesús,  sin dudar ni por un momento que era el enviado de Dios.

Se cree que estuvo al momento de la crucifixión y en el calvario pasado por Jesús, incluso de encargarse de los preparativos para sepultar su cuerpo. Su onomástico es festejado el 29 de julio y se le atribuye el cuido de otras personas, así como de proteger la casa y la cocina. También es la patrona de hospitales, hoteles, hostales y pensiones, y esto se debe a que en vida fue una mujer dada por su hospitalidad.

La oración dedicada a Santa Marta se encuentra repleta de amor por el prójimo  de manera generosa y pura, lo que llena de amor a los corazones de quien la ora. Esta se debe realizar siempre en las mañanas y en la noche, con mucha fe y entrega. 

Oración a Santa Marta

Oh, gloriosísima Santa Marta, tú que tuviste la dicha y el placer de hospedar a Jesús junto con tu familia que tanto adoraba su labor. Le brindaste tus servicios y pusiste tus manos a trabajar, para que se sintiera cómodo y a gusto. Que, acompañada de tus hermanos María Magdalena y Lázaro, oíste atentamente la doctrina que infundía en su conversación. Te imploro por mi familia y por mi bienestar, para que jamás falte el pan, la armonía no se irrumpa y el amor fluya como la brisa por las ventanas de mi aposento.

Cada miembro de mi familia sea bendecido por ti, sus acciones sean bien vistas por el Señor, y de tal manera, sólo Dios y nada más que él, viva y reine en nuestra casa libremente. Desata a mi familia de las cadenas que los espíritus malignos intentan atar en su piel, para que las desgracias espirituales no sean un problema nuestro.

Te pido el auxilio y apoyo en cuidar a mis hijos, y no caigan en malas manos ni lenguas, y bríndame la larga vida y el honor de verlos crecer, ver cómo son unidos a Dios padre todopoderoso, y una vez que partan al cielo, espéralos a tu lado junto a Dios pacientemente. Amén.

Se trata de una oración para el bien de los que nos rodean, de nuestros seres amados y encauza las energías hacia un amor puro.  Al indagar en la vida de Santa Marta no encontramos que su vida esté marcada por decepciones amorosas, y es la razón por la que algunas personas no entienden el por qué se le debe rezar a ella. Pues el amor no sólo es referido a tener pareja, sino a ese afecto incondicional que las personas desean recibir, así como el amor que esta santa profesaba por los que le rodeaban.

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *