Oración San Benito Medalla

Poderosa Oración a la medalla de San Benito.

En la historia, casi todos los santos han tenido una vida difícil en la tierra, en donde han tenido que sobreponerse o enfrentarse al maligno, y San Benito no es la excepción. En la actualidad se emplea la Medalla de San Benito, como un elemento sacramental bien reconocido por la Iglesia debido a sus grandes poderes de exorcismo.

Alrededor del mundo, dicha medalla es ampliamente reconocida debido a su gran eficacia para combatir algunas situaciones tales  como: brindar protección a las personas que se encuentran en tentación o atormentadas por espíritus malignos, en obsesiones diabólicas o influencias de brujería, así como para lograr la reconvención de las personas que perdieron el camino espiritual tornandolas a las iglesias Católicas, especialmente si estas se encuentran en peligro de muerte.

Por otro lado es capaz de destruir los efectos de los venenos. Se emplea como protección para la tentación, en el caso de dar a luz brinda protección tanto a la madre como al niño. Si hay tormentas procura la estabilidad, beneficia altamente la salud sobretodo si el cuerpo padece dolencias o enfermedades contagiosas.

La medalla de San Benito posee propiedades inimaginables como proteger a la hora de la muerte, siempre que ésta sea acompañada de una entrega de corazón al padre celestial si no se ha podido confesar la persona.

En la medalla, se ve a San Benito apartando de sí las malas tentaciones a través de la señal de la cruz, además hace alusión al momento en que pretendía ser envenenado mostrando el cáliz y rompiéndolo con la misma señal para esparcir la bebida.

En su medalla se pueden leer algunas inscripciones aparte de la Cruz y de San Benito, se trata de unas letras en latín en un sentido en específico. Estas son:

  • C S y P B (en horizontal), las cuales significan: Crux Sancti Patris Benedicto, que traducida al castellano es: Cruz del Santo Padre Benito. Dichas palabras dan explicación  a la finalidad de la medalla.
  • C S S M L (en vertical), Crux sacra sit mihi lux, que traducido sería: La Cruz sagrada sea mi luz.

De la misma forma, en la línea horizontal se encuentran las letras N. D. S. M. D. Que significa: Non draco sit mihi dux, es decir:  No sea el dragón mi guía.

Reuniendo esas líneas se forma un verso pentámetro, mediante el cual el cristiano expresa su confianza en la Santa Cruz y su resistencia al yugo que el demonio quería imponer.

El verso: benedictino PAX, lo que es  castellano significa Paz. Así como de derecha a izquierda:

V. R. S. N. S. M. V. S. M. Q. L. I. V. B., siendo estas las primeras letras de Vade retro satana, (nunquam suade mihi vana).

medalla de san benito

Empezando por la parte superior, en el sentido del reloj, y alrededor del borde, aparecen las iniciales de la oración de exorcismo:

  • V. R. S. (Vade Retro Satána): “Aléjate Satanás”
  • N. S. M. V. (Non Suáde Mihi Vána): “No me sugieras vanidades”
  • S. M. Q. L. (Sunt Mála Quae Libas): “Cosas malas son las que tú ofreces.”
  • I. V. B. (Ípse Venéna Bíbas): “Bebe tú mismo tu veneno.”
  • PAX: Paz

Se recita entonces así:

“Que La santa Cruz sea mi luz y que el Demonio no sea mi guía. Retírate Satanás. No me sugieras vanidades. Cosas malas son las que tú ofreces. Bebe tú mismo tu veneno. Paz.”

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *