Oración a San Antonio para casos difíciles

En el transcurso de nuestras vidas son muchas las situaciones que nos vemos en la obligación de transitar de forma imperiosa y que nos llevan por difíciles caminos a los que no les encontramos alguna posible solución, al menos de una manera sencilla. Por esta razón y al igual que San Judas Tadeo, San Antonio de Padua también puede tenderte una mano milagrosa al momento de necesitar ayuda divina. 

Es sabido que orar a San Antonio te permite encontrar algún objeto que hayas extraviado, pero también puede ayudarte en los momentos más difíciles de nuestras vida con solo orar desde el corazón y con mucha fe, de esta manera él nos brindará su ayuda. Dicen que todas sus oración pueden acompañarse de una vela en color blanco y una actitud positiva y cargada de amor.

Oración a san Antonio de Padua para casos difíciles

“Oh, santísimo San Antonio, tu que eres el más benevolente de los santos, gracias a tu amor por Dios
y a esa caridad que pregona por todas las criaturas él te hizo digno,
cuando estabas vivo entre nosotros y así poseer todos esos poderes milagrosos.
Guiado por tan maravilloso pensamiento, hoy ante ti imploro me ayudes a alcanzar (mí solicitud).
Oh, bondadoso y dulce San Antonio, cuyo corazón siempre estuvo lleno de simpatía hacia la humanidad,
he susurrado mi solicitud a los oídos del divino Niño Jesús, que siempre ama encontrarse entre tus brazos;
Siempre mi corazón te agradecerá desde mi corazón,
Amén.”

 

Si deseas realizar otra petición, te brindamos otra oración con la que podrás también solicitar ayuda a San  Antonio de Padua en esos momentos de fuerte tribulación. Siempre ten presente que al momento de pedir, debe hacerlo con la mayor humildad y fe que tengas y de esta manera tu petición será escuchada, al finalizar, enciende una vela blanca y reza un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria.

Oración a San Antonio para solicitar ayuda 

“Oh, mi bien amado San Antonio, tu que siendo glorioso por tus milagros,
Acompañado por la condescendencia de Jesús a través de un pequeño niño
descansando en tus brazos,
obtén para mí su generosidad y su maravillosa gracia
que en este momento deseo desde mi corazón (realizar la petición)
Tú, que siempre has sido tan compasivo con todos los pecadores,
no tomes en cuenta toda esa  indignidad de los que te rezamos,
sino toma en cuenta la gloria de Dios para que una vez más se magnifique
por medio de la concesión de mi petición (realiza de nuevo) ahora con fervor de mi corazón.
Amén.”

Dicha oración realizada en casos difíciles a San Antonio de Padua, es sumamente milagrosa, sobretodo si la haces con fe, ya que es la manera que tiene para interceder delante de nuestro Señor. Debes recordar siempre que ellos están al tanto de lo mejor para ti. Al realizar la oración si deseas puedes encender una vela blanca, y al final de la oración rezar un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria.

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *