Oración de San Alejo para proteccion

Oración de San Alejo para la protección

Todos los que somos católicos y  renuentes, sabemos que siempre existe un santo benefactor para  cada una de nuestras necesidades terrenales. Cuando nuestra vida transcurre por momentos difíciles que nos agobian a diario y que ello posiblemente no es nuestra culpa sino por causas ajenas, es cuando nos abrumamos sin tener idea de como podemos afrontarlas. 

Para tal situación es San Alejo al que miles de personas acuden con el fin de solicitarle una ayuda, y esta puede ser también usada para alejar o separar a una persona de nuestro lado. 

Si necesitas que San Alejo interceda por ti ante nuestro Señor y te ayude, debes acudir a esta oración que han sido preparadas expresamente con la idea de que realmente puedas alejar a esa persona que tanto afecta tu vida, que te resulta tóxica en tu entorno para que puedas llevar una vida tranquila, en paz y relajada. 

Oración poderosa a San Alejo para la protección

“¡Oh, glorioso San Alejo!, virtuoso y bienaventurado santo. Tu que inspirado por nuestro  señor te fuiste lejos de la vida familiar, pero supiste renunciar de buena manera a todo lo que te rodeaba para llevar una vida de soledad y mendicidad.

San Alejo Bendito Tú que eres el único que tiene el poder de alejar todas las cosas malas que pueden rodear a los siervos del Señor, hoy te suplico que me protejas y que me defiendas dándome energía, fuerza y valor. 

Bondadoso San Alejo, tu que con tu humildad encontraste el favor ante la Virgen María, en este momento que preciso tu ayuda por favor no me dejes abandonado de un lado ya que con toda mi humildad te pido alejes al enemigo y todo mal de mi lado.

Mantén lejos a Satanás, aléjame del mentiroso, del ser ruin y también del traicionero, de todos los maleficios, y además del mal de ojo. Poderoso santo mantén lejos de mí las malas lenguas, a los traidores, los difamadores y a todo ser dañino. 

San Alejo, Aléjame de todo aquel que quiera mirarme mal, rendido y hundido. Te pido me alejes de la envidia, también del mal y de la injusticia, Aléjame de los celos y del rencor, de quienes puedan rechazarme, y la soledad. 

Santo milagroso, te pido me hagas invisible y me escondas donde ninguna maldad me alcance ni los que desean  mi perdición. ¡Oh glorioso San Alejo!, tu que has sido llamado el hombre de Dios te solicito me acerques a Jesús y a María, para que con sus divinas bondades puedan cubrirme con todos sus bienes, me guíen y me libren de todo ese mal espiritual y terrenal, y puedan ayudarme a conseguir la gracia lleno de humildad vengo a solicitarte (debes hacer aquí la petición) 

Bendito San Alejo por la Santísima Virgen María, por su amado hijo Jesucristo y por la gracia del espíritu santo, te ruego tengas piedad de mí y escuches mi pedido.

Amén.”

Para finalizar se deben rezar tres padrenuestros, Tres avemarías y tres glorias. Esta oración se debe hacer varias veces al día hasta ver los resultados. 

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *