Oración para recibir a Cristo

Oración para recibir a Cristo

Cuando estamos en el camino espiritual, buscamos recibir el amor del padre y llenarnos de gracia y de amor. Jesús dio su vida por nosotros, con muchísimo amor y fortaleza, él no tuvo miedo en ningún momento, supo su misión y la siguió acompañado del amor y la fuerza, llenándose de fe y determinación. Con ansias y con mucha fe en lo que su padre decía, la vida es un lugar perfecto gracias a él y su gran sacrificio.

En esta oportunidad te traemos una hermosa oración que te ayudará a recibir a cristo, en tu vida y en tu corazón. Reza esta oración con mucha fe, mucha serenidad, pero sobre todo con muchísimo amor. El amor es lo que va abrir las puertas de Jesucristo a tu vida.

Oración para recibir a Jesús

“Sagrada sangre de cristo… cúbreme
Sagrada sangre de cristo… Protégeme.

Sagrada sangre de cristo…. Guíame.

Santo es mi padre cristo, santo es su santo nombre, santo es su santa voluntad, santo es su sacrificio de Dios vivo para amarme y darme vida. Santo es su poder sublime, santo es el amor.

Padre yo soy pecador, un pecador común, pero hoy quiero que con tu poder de Dios vivo me guíe, me acompañe y me muestre el camino, señor hoy pongo mi corazón en tus manos, contando con la divinidad del padre, con la fe absoluta en ti, en lo que eres, en lo que representas en la historia de la humanidad, hoy me reconozco como persona que ama, como persona fuerte, como ser inmortal lleno de vida y fortaleza, hoy el mundo es un lugar más bonito, porque tú me acompañas señor Jesús.

Padre te abro la puerta a este pequeño recinto que es mi vida, que es mi fortaleza y es mi fe, amado padre celestial, agradezco infinitamente y te honro por todo lo que has hecho por mí, por este mundo, por esta vida, hoy aprendo de ti todo lo que necesito saber, hoy entiendo tantas cosas que me eran tan difícil de ver para mí, porque estaba ciego, porque no quería ver, pero hoy me permito verte, como un Dios vivió, como un Dios que sueña, como un Dios inmortal que siempre está conmigo que me acompaña.

Padre bienvenido, maestro bienvenido, sé que mi vida ha sido lleno de pecado, pero hazla digna de tu amor, sé que me amas, sé que me guías, sé que me enseñas y me fortaleces, eres mi mejor amigo, mi hermano, hoy me encuentro frente a tu grandiosa presencia, la presencia de un Dios vivo sobre la tierra que orienta, que enseña, que aprende, te pido hoy que me muestres tu luz, tu fe, eres mi ser de guía favorito.

Gracias señor, me arrodillo ante ti, eres mi fuerza, mi luz, mi gran compañía, un maestro de luz y de fuerza que amo con todo mi corazón eres, fuente inmoral de vida, amor y éxito, gracias por llegar a mi vida, por presentarte y por ser mi guía en esta vida. Gracias maestro Jesús, gracias Cristo vivo, gracias, gracias. Tu amor me cobija todos los días de mi vida.”

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *