Oración Gloria de la Misa

Oración Gloria de la Misa

Ir a misa los domingos es una cita obligada, con nuestro padre, quien nos espera para darnos lecciones importantes para nuestra vida mediante su palabra. Ir a misa es un ritual precioso que nos abre las puertas al cielo, en un mundo lleno de felicidad y cosas bonitas. Por eso es importante hacerlo sin falta, es uno de los mandamientos más bonitos que Dios nos dejó en la tierra.

Durante el desarrollo de ésta, existen varias oraciones que al nombrarlas, nos conectamos más con el padre, para alabarlo y glorificarlo. Es un tiempo dedicado a las tres divinas personas, padre hijo y espíritu santo. Un momento para ser uno con Dios y aprender de él y de su palabra. Momento para conocer de cerca sus mandamientos, hacer la comunión con él y abrazarnos como hermanos.

La misa comienza con unas palabras del padre y la profesión de fe. Durante este tiempo, abrimos el corazón delante del padre y le decimos que creemos en él y en su poder sobre la tierra y sus naciones. Es un momento que amerita de toda nuestra atención, con lo que tendremos que hacerlo con mucha fe.

Una vez terminado con esto, es momento de las lecturas de la biblia, donde nuestro padre nos abra a través de parábolas. Nos enseña más sobre la vida y sobre él, es un momento increíble para reflexionar la forma en la que estamos viviendo. Es también un instante que nos acerca muchísimo a Dios, para que de esta forma, lo podamos glorificar y llenarnos de su amor y armonía.

Una vez concluido esto, viene el momento de compartir con Dios nuestras ganancias, ayudar a la iglesia a crecer usando el poder monetario. Es bueno ayudar a nuestros hermanos a crecer, durante este momento se le ofrece a Dios el fruto de nuestro trabajo, es un increíble momento para orar y ser felices.

Luego tenemos ese encuentro con Dios, vivo en la eucaristía, el señor se hace presente en nuestra misa a través del pan y el vino. Es un momento de conexión plena con Dios sin miedo ni ataduras, un momento sublime donde Dios se hace presente frente a nosotros y nos enseña todo su amor, es un instante mágico donde podemos conectarnos de forma directa con él.

Pasado este instante mágico, es momento de abrazarnos todos de forma fraterna, dándonos la paz. Este abrazo, nos recuerda que somos uno ante Dios y que debemos comportarnos como tal. Somos hermanos en la sangre de Dios, hijos del padre. Siempre debemos mantenernos en completa armonía.

Oración a la Gloria de la Misa

Entre los cantos más hermosos de la homilía, tenemos el gloria, que pasaremos a conocer a continuación:

“Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso Señor, Hijo único, Jesucristo.

Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros;

Porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.

Amén.”

Oraciones relacionadas

Oración del desespero
Oraciones

Oración del Desespero

En el mudo casi podemos encontrar una oración para cada necesidad y es por ello que esta poderosa oración al Espíritu del Desespero nos permitirá

Leer más »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *