Oración del Credo corto

A diferencia de todas las oraciones consideradas importantes para los católicos,  el Credo o Credo en Dios, contempla dos versiones. Una de ellas es el llamado Credo de los Apóstoles, mientras que el otro Credo, que también es el empleado por la iglesia se denomina credo niceno o credo niceno constantinopolitano.

El Credo es una oración que suele ser recitada luego de la lectura del Santo Evangelio. La orientación de esta oración inicialmente no tuvo una intención como la que suele dársele en la actualidad, pues antes se empleaba para ser recitada al momento de recibir el Sagrado Sacramento del Bautismo por todos los fieles creyentes.

Si realizamos un análisis breve del Credo de los apóstoles, encontramos que está dividido en tres partes, donde se resalta la gran esencia de las creencias de la religión cristiana. En la parte inicial, se hace mención a Dios como figura primordial de nuestras arraigadas creencias,  se exalta como padre y creador.

Seguidamente,  se hace referencia a Jesucristo, el hijo de Dios quien vivió entre nosotros y murió de la misma manera para redimir a los hombres. Para concluir, lo hace mencionando a la Santísima Trinidad y con ella el perdón y la vida eterna.

¿Qué significa el Credo?

El Credo es la palabra de Dios hecha hombre, en él se expresa de manera sencilla el peso de nuestras creencias y de nuestra fe, de la forma como vemos y recibimos a Dios y su palabra, viviéndola y multiplicándola.

El Credo no es solo una oración, es la forma en la que Dios nos da a entender el sacrificio de entregarnos a su hijo, y que de esta manera pudiéramos ver el milagro creador multiplicado en fe para continuar con sus infinitas y sagradas enseñanzas.

Oración del Credo corto

Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo,
Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen;
Padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios,
Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica, la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne y la vida eterna.

Amén.

Debido a que fue el primer Credo que se escribió,  este es el que más resonancia tiene en la fe cristiana y entre los católicos.

El Credo llamado de los Apóstoles se registra hacia el siglo II d.C y fue tomado de Mateo 28:19. Pero con el tiempo se le realizaron ajustes a diferencia del Credo largo que solo tenía un propósito, el cual era terminar con la creencia popular que se tenía de Cristo, situación  que les quedó muy bien, y con lo cual alcanzaron tal cometido.

Oraciones relacionadas

Oración del desespero
Oraciones

Oración del Desespero

En el mudo casi podemos encontrar una oración para cada necesidad y es por ello que esta poderosa oración al Espíritu del Desespero nos permitirá

Leer más »

1 thought on “Oración del Credo corto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *