Oración al Cristo de la Salud

Oración poderosa a Jesús para pedir salud

Esta es una poderosa oración que se le realiza a nuestro Señor Jesús para solicitar la sanación de un familiar, hermano, amigo, vecino o algún allegado que se encuentra enfermo. Cuando se realiza esta oración nos entregamos a Dios con todas nuestras esperanzas y con la mayor fe en su nombre para que nuestro hermano sea sanado por la misericordia y gracia de nuestro Señor Jesucristo, tal como él en sus tiempos transcurridos en la tierra pudo sanar al enfermo de Jericó, limpió al leproso, revivió al hijo de la viuda de Naím, liberó del demonio que poseía el mudo y desató de la enfermedad que padecía 38 años consecutivos el enfermo. Con lo que quedó demostrando que nuestro Dios sí puede con las mayores adversidades.

Oración al Cristo de sanación por un enfermo

“Oh! Jesús mi gran pastor, siempre te adoro, te admiro y te amo con todo mi corazón por ello agradezco tu ofrenda bondadosa hecha para nosotros en la cruz. Hoy acudo ante ti consciente de que siempre estás conmigo, y de que todo lo observas, todo lo conoces y de que nunca nos abandonas.

Tú que siempre nos has concedido abundante vida, que has sido el médico por excelencia de todos los enfermos, tú que siempre serás el buen pastor de todas las ovejas y que cuidas de cerca tu ganado, te imploro desde mi humilde corazón que bajes del cielo y traigas tu bendición y protección a este ser querido que padece su dolorosa enfermedad, acércalo a tu infinito  amor, a tu clemencia y bondad. Hoy mis ruegos son por la salud para nuestro hermano (nombre de la persona).

Amado y misericordioso Jesús, tú que dijiste: “Yo soy la resurrección y la vida”, que después de todo aún recibes y cargas encima de tu espalda con nuestras enfermedades. Humilde Jesús tú que curaste cada enfermedad y cada dolencia de todos los que en ti creyeron y a ti acudieron; Hoy acudo a ti cargado de toda mi fe y lleno de seguridad, con el propósito de rogarte por la pronta sanación de (nombre de la persona) con tu bendito y divino corazón.

Sagrado Jesús, por tu autoridad inmensa y por la divina intervención de tu santa madre y Señora de los Ángeles, la Virgen María, que siempre ha sido la esperanza de los enfermos y también consuelo de los necesitados, te imploro que sanes y brindes tu atención a la enfermedad de tu servidor (nombre de la persona) si así está escrito para que sea un bien para mi alma y su descanso espiritual.

Mi Señor misericordioso, tú que ante l desesperación, el dolor de los enfermos, traes nuevamente la salud; a quien te pide e implora lo escuchas, para aplacar su desesperación, Señor mío, tú que desatas el nudo de los  poseídos por el demonio, te imploro que estires tu santa mano y cures a (nombre de la persona).

Por nuestro Señor Cristo Jesús. Así sea. Amén.”

Se debe rezar para finalizar el Credo, un Avemaría, un Gloria y un Padrenuestro. Repetir la oración por 3 días consecutivos

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *