Oración credo apostólico

Oración del Credo Apostólico

El credo apostólico, también es conocido como “Credo de los apóstoles”, es una declaración de fe que se profesa ante el altísimo. Se reza desde principios de la vida cristina y sirve para testificar la fe que sentimos como hijos de la iglesia. Abarca muchos de los hechos de Jesús en la tierra y la pureza que emana Dios en el mundo.

Este fue revelado por el espíritu santo a los evangelistas y apóstoles. Estos recibieron la sabiduría divina de parte del padre, siendo dotados con una inspiración divina. Estos crearon y afirmaron varias veces la veracidad de dicha oración, también fueron los creadores de la vibra y los salmos. También recibieron una gran cantidad de profecías y epístolas. En el nuevo testamento este recibe el nombre del credo.

Una confesión de fe en el proyecto divino

Es muy importante resaltar que este no es un rezo como tal, es una confesión de fe en el proyecto divino, por lo que debe ser hecha desde el corazón. Es considerada la única confesión de fe aprobada por la iglesia, esta y su homóloga el credo “largo” o de Constantinopla. Las congregaciones cristianas son las únicas en profesar con esta su fe, es parte activa de su doctrina.

Es realmente muy antiguo, su origen data de los primeros siglos del cristianismo, los creyentes recibían el evangelio como mensaje para la fe y salvación de las almas, es reconocido por todo el pueblo católico. Es enseñada a los profesantes de la fe desde sus primeros años, desde que son bautizados comienzan a escuchar el credo. Este es considerado el testimonio en el mundo de que Dios está vivo y viene para amarnos y juzgar tanto a vivos como a muertos.

La primera modificación

No fue adulterado durante muchos años, ya que era considerado una expresión única de fe. En el año 325 sufrió su primera modificación, ahí comenzó a proliferar mucho más la fe en la iglesia católica. Pero también comenzaban a nacer doctrinas falsas que profesaban ideales distintos y fueron torciendo todo a su paso.

Para esta época nació el conocido credo de Constantinopla. Unos cien obispos cristianos se dieron cita en un cónclave, que tenía el objetivo de hacer un estudio teológico más profundo.  Después de realizar la asamblea se confirmó que el credo de los apóstoles era el único, pero se le agregaron otras cosas y se desterró para siempre el escrito por Eusebio de Nicomedia.

Oración del credo Apostólico

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor. Fue concebido del Espíritu Santo y nació de María Virgen. Padeció bajo el poder de Poncio Pilato; fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos. Subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, La santa Iglesia católica, la comunión de los santos, El perdón de los pecados, la resurrección de los muertos, y la vida eterna.

Amen.

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *