Oración a San Antonio Abad para el amor

San Antonio Abad, el más requerido para el amor

La historia de este santo se remonta a alrededor de dos siglos luego de la existencia de Jesús. Se sabe que en vida fue un hombre ejemplar y de bien, entregado a una vida de rectitud, aun cuando fue tentado en varias oportunidades por el espíritu maligno, este no se dejó vencer y dio batalla como un verdadero cristiano, siendo esta una de las razones por las que es el  patrón de las situaciones imposibles.

En la edad media se hizo muy conocido y se extendió su fama de santo, lo que dio pie a gran cantidad de afectos, incluso surgieron diversas órdenes de monjes, por lo que se le atribuye el hecho de que se use su imagen clásica del monje ermitaño. La historia de San Antonio resulta un tanto sorprendente, pero la vida de los santos es así. A él también se le nombra como patrono de los animales, pues estuvo acompañado de ellos en algunas de sus obras. Así como él, hay otros San Antonios en el santoral cristiano y entre ellos destacan: San Antonio de Santa Ana Galvao, San Antonio de Padua o San Antonio María Zaccaría quien fue el primer santo de Brasil.

La tradición ha traído desde Europa, y en especial de España la devoción hacia el santo, en cuyas celebraciones se realizan diversas actividades en su honor y se pide protección. Entre las peticiones más comunes encontramos las referidas al amor que no se pueden alcanzar y a los que la familia se opone, o cuando estos amores se han separado por largas distancias o en los casos en la que las relaciones parecen perdidas.

Oración a San Antonio Bendito:

Glorioso Señor Todopoderoso de los cielos y la tierra, te pido con el corazón que envíes a acompañarme al Espíritu Santo, para que nos abras los caminos de tu palabra y podamos obrar bajo tu voluntad divina. Guíame por los caminos que tú deseas y sientes que debo recorrer. Padre Santo sé que quieres para mi una vida llena de bendiciones, es por ello que te pido hagas caso de mis súplicas y mis peticiones.

Te pido enormemente me ayudes a conseguir a esa persona indicada que tanto he soñado, te pido le guíes el camino hacia mi, con tu luz, para que con tu grata compañía sea más llevadero su trayecto. Te pido hagas venir hacia mi a: (nombre de la persona) que con mi amor y ternura le pueda hacer feliz por el resto de mis días, te pido a una persona humilde de corazón, con virtudes y valores similares a los míos. Que compartamos juntos el amor a Dios y a Jesús, que con su palabra divina podamos establecer una relación sana y equilibrada con un amor próspero y abundante. Padre Santo yo sé que quieres para mi una vida llena de bendiciones, te pido hagas caso de mis súplicas y mis peticiones. Amén.

Sólo queda de tu parte orar de manera ferviente y desde el corazón para que tus peticiones se hagan realidad, porque la fe es el principal elemento que se requiere para que las oraciones sean escuchadas y las peticiones concedidas.

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *