Oración a San Alejo para el amor

La Oración para que un amor llegue a tu vida de San Alejo

San Alejo de Roma vivió entre los siglos, fue un santo del siglo IV y V y fue dado a conocer y venerar por la iglesia católica para el siglo XI, siendo ejemplo de vida recta. Dicho santo nació en Roma bajo cuna noble. Fue comprometido en matrimonio con una mujer que lo encaminó a su vida de fe y entrega por el prójimo, de humildad y pobreza. Tanta fue su entrega, que al retornar a su casa después de años como nómada,  no fue reconocido, pero fue acogido como acto de buena voluntad por los patricios de su familia. Veinte años después cuando le llegó la hora de morir, escribió una carta a sus padres explicando su vida y las razones por las que se comportó así. La historia también narra que pasó muchos años de su vida a la puerta de la Iglesia de Santa María, en Turquía hasta sentir que cristo le permitió entrar.

Conociendo un poco de su vida y obra, ahora tienes una idea clara para entender mejor la relación de este santo con el amor.

Oración a San Alejo

San Alejo, tú que todo lo consigues, tú que lo logras ver todo, es bastante franco para ti distinguir mi espíritu y reconocer que a mi existencia le hace falta el amor. Sagrado mío, auxíliame a rescatar el amor, mi pareja me abandonó y por otra/o me reemplazó. Haz que la química entre ellos se desgarre, haz que se conserven apartados. San Alejo, haz que su diferente amor, se desvíe de él/ella, que retorne a mí, que no logre sin mí ni soñar, que a su lado no sea una persona agradable, que sea yo quien exista en su vida, en su entidad, en su imaginación y en sus fantasías.

Ese amor que me pertenecía, que todavía lo sea, que se retire de su vida el extraño, ese individuo que se interpuso entre él/ella y yo, haz que se excluya por su voluntad, San Alejo. Ese amor me concierne, te solicito que él/ella no alcance estar con ella/él, que su vida sea nada más mía, y hacia mí consiga volver. Que mi amado/da venga, San Alejo, te lo ruego. Pues él/ella es lo más importante para mi. Ausculta mis rogativas y mis súplicas, e interviene por mí. Amén.

Al leerla, podrás notar lo profunda que es, lo cargada de fe que resulta dicha oración. Y es por ello que se recomienda ampliamente para aquellos casos donde las relaciones están iniciando y aún no se conocen bien. Esta oración ha resultado ser muy popular por esta misma razón, si la vas a usar, debes hacerlo con fervor, entrega y de corazón. Debes rezarla si tu deseo es que el amor llegue a tu puerta rápidamente.

Sin lugar a dudas, el amor y todo lo que él implica son la fuerza que energiza y mueve al mundo. No hay nadie que no desee sentir unos labios, el calor de otra persona o escuchar su voz. Es por ello que San Alejo es ideal para pedir por amor.

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *