virgen de guadalupe

Oración a la virgen de Guadalupe para protección

El 12 de diciembre se celebra el día de la Morenita de México. La virgen de Guadalupe, es una de las apariciones marianas más conocida del mundo, con un gran número de personas, que llegan año tras año a visitar a la reina de los milagros, pidiéndole por salud, amor y protección.

Todo este gran movimiento comenzó a principios de 1531, cuando un indio de nombre Juan Diego, caminaba hacia su hogar en la ciudad de México. Juan, llevaba muchísima prisa, ya que tenía que llegar a sus clases de catecismo y además debía escuchar la santa misa.

En el momento en el que pasaba por el Cerro Tepeyac, escuchó que alguien lo llamaba, él decidió salirse del camino y subir a la cumbre del cerro para ver qué sucedía y como gran sorpresa, vio a la hermosa mujer con un vestido tan brillante como el sol.

Entre las palabras de la virgen se encontraban las siguientes:

Juan, el más pequeño de mis hijos, yo soy la Virgen María, madre del verdadero Dios. Deseo vivamente que se me construyas aquí un templo, para que puedas mostrar y predicar todo mi amor. Ve donde el señor Obispo vive y dile que quiero un templo en estas llanuras.

Juan decidido, llegó a hablar con el Obispo, quien no le creyó, y le dijo que le dijera a la Virgen que diera una señal, que comprobara si ella de verdad era la madre de Dios. Él, regresó y habló con la virgen de nuevo, quien le pidió que trajera el día siguiente el obispo a ese mismo lugar.

Diego al siguiente día no pudo asistir, porque su tío estaba muy enfermo y tuvo que ir a buscar un sacerdote, en el camino, se encontró con la mujer que le pregunta que a donde iba con tanta prisa, él le contó y ella le dijo que su tío no iba a morir y lo sanó.

Este fue el primero de tres milagros que hizo que la virgen, para ser conocida. A continuación, realizó el segundo milagro, hizo que nacieran flores en invierno y en esas flores, con su tercer milagro, plasmó su imagen.

A la morenita se le pide de todo, sobre todo protección.

Oración de protección:

“Guadalupe, virgen de veneración, hermosa princesa del cielo, madre de Dios, madre nuestra, eres fuente de fe, salud y amor, hoy pongo mi vida en tus manos, sé que en es el mejor lugar para poner mi vida, eres mi madre.

Confió en ti, en tu protección y a tu amor, mi vida a tu lado siempre será hermosa, cuídame

del mal, de las malas miradas, de la enfermedades, del dolor, de la rabia, de no creer, de perder la fe, de no querer, líbrame de la muerte y que cuando llegue a mí, sea de tu mano madre querida

Protégeme de los falsas profetas, de la falta de fe, del miedo a los retos, protégeme de los maleantes, de aquellos que quieran hacerme daño, de la gente que me roba energía, de los malos jefes, de la tentación.”

Reza esta oración a la virgen de Guadalupe todos los días o cuando tengas mucho miedo y necesites protegerte.

Oraciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *