oración 33 credo

La devoción de los 33 credos

La oración de los 33 credos, se hace para pedir misericordia, para aplacar y para evitar actos de violencia o guerras. Es una oración para pedir auxilio a los fenómenos naturales y poder vencer de forma exitosa las asechanzas del demonio.

Es una oración muy fácil de hacer y te la explicaremos a continuación:

Como realizar la devoción de los 33 credos

Lo primero que debemos hacer es pedir lo que deseamos, este punto es de vital importancia, ya que es el primer contacto con el padre. Es por ello que debemos ser muy sinceros con él, hablarle desde el alma y con la mayor confianza del mundo. Recuerda que estás hablando con tu padre celestial y que nadie desea mejores cosas para ti que él.

Señal de la cruz

El segundo paso es hacerse la señal de la cruz, para esto debes hacer una cruz pequeña en tu frente, otra en tu boca y una última en tu pecho. Una vez hayas hecho esto, es momento de pasar al tercer paso. Tendrás que rezar de todo corazón un padre nuestro. Por último, será momento de a rezar 11 credos.

Una vez que hayas terminado todos estos pasos es momento de pasar al paso número cinco, rezar la siguiente oración:

“Bendito y alabado seas Señor, Dios amado por nuestros padres, loado, exaltado,  eternamente.Bendito sea el santo nombre de tu gloria, loado, exaltado eternamente. Bendito seas siempre en el Templo de tu gloria santa, cantado, enaltecido eternamente. Bendito seas por siempre en el trono de tu reino, cantado, exaltado eternamente. Bendito Tú y solo tú, que sondeas los abismos, que te sientas sobre tus amados querubines, loado, exaltado eternamente. Bendito seas mi Dios en el firmamento del Cielo, cantado, glorificado eternamente. Obras todas son del Señor, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente.”

“Ángeles del Señor les pido bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Cielos hermosos, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Aguas del mar todas que estáis sobre los Cielos, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Potencias altas todas del Señor, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Sol y luna con sus luces bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente”. Astros luminosos del Cielo, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Lluvia toda de luz y rocío, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente”.

Una  vez terminemos esto, nos ponemos de rodillas y vamos a rezar un padre nuestro, poniendo nuestra fe en el altísimo. Terminada esta ronda rezaremos otros 11 credos, realizando la siguiente oración:

“Vientos  de paz todos bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Fuego, calor y vapor, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Frío, ardor, dolor y pasión bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Rocíos y escarchas de paz bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Hielos y frío de amor, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Heladas y feroces nieves, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Noches y días, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Luz y tinieblas, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Rayos y nubes bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente.

Bendiga la Tierra a nuestro gran Señor, le cante, le exalte eternamente. Montes y colinas de luz bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Todo lo que germina en la Tierra viene de la mano poderosa de Dios, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Fuentes, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente.”

De nuevo de rodillas vamos a rezar, de nuevo, un padre nuestro y, seguidamente, los 11 credos restantes. Una vez terminado vamos a decir la siguiente oración:

“Mares y ríos les pido hoy, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Cetáceos y todo lo que se mueve en las aguas transparentes de paz, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Pájaros volando por todos el Cielo, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Fieras todas y bestias indomables, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Hijos de los hombres fieles, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Israel, te pido hoy bendice al señor, cantadle, exaltadle eternamente. Sacerdotes del Señor, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente.

Siervos del Señor os pido, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Espíritus y almas de los justos, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Santos y humildes de corazón, por favor, bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Ananías, Azarías, Misael, hijos de israel bendecid al Señor, cantadle, exaltadle eternamente. Porque Él nos ha arrancado del fuego del Infierno, nos ha salvado de la mano de la muerte, nos ha sacado del horno de llama abrasadora, nos ha rescatado del medio de la llama. Dad todos hoy gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su  misericordia.

Todos los que hoy veneramos al Señor, bendecid al Dios de los dioses, cantadle, dadle gracias, porque es eterna su misericordia.”

Finalmente vamos a rezar un padre nuestro y tres glorias.

Oraciones relacionadas

3 thoughts on “La devoción de los 33 credos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *